El Consejo De La Ciudad De College Station Aprueba Cambios En Las Tarifas De Impacto

Screen shot from a city of College Station document.
Captura de pantalla de un documento de la ciudad de College Station.

El consejo de la ciudad de College Station tardó más de cuatro horas el lunes por la noche para hacer algunos cambios en las tarifas de impacto de la ciudad.

La tarifa de impacto es un cargo o evaluación que se impone en el nuevo desarrollo en el momento en que la ciudad emite un permiso de construcción.

Hubo una votación de 5-2 que aprobó la orden de recomendación del personal de la ciudad que proporciona lo que fue citado en el orden del día como una “actualización de cinco años de los supuestos de uso de la tierra, los planes de mejoramiento de capital, y las tarifas de impacto máximo evaluable para el agua del sistema, las líneas de aguas, y las carreteras.”

Tras la votación, se discutieron comentarios de los promotores que se oponen a los aumentos de las tarifas, otros residentes que apoyan los aumentos y los miembros del consejo. John Nichols, Bob Brick, Dennis Maloney, John Crompton y Elizabeth Cunha votaron a favor. Karl Mooney y Linda Harvell votaron en contra. Ese voto da al consejo la autoridad para aumentar la tarifa de impacto máxima de los constructores de viviendas en 417,000 dólares.

Dos horas y media más tarde, después de más comentarios del público y el fracaso de dos mociones, hubo una votación unánime que aprobó un aumento de diez por ciento en las tarifas de cobro de impacto que se cobra a los constructores de viviendas. Las nuevas tarifas, que comienzan el 1 de marzo de 2022, añaden $500 dólares al costo de la vivienda nueva. No se anunció en qué medida general seguirá subvencionando el costo de las nuevas carreteras, líneas de agua y tuberías.

El consejo dejó para futura discusión qué cualquier cambio puede ocurrir en las tarifas de impacto para los nuevos desarrollos comerciales. También queda por determinar si las urbanizaciones con derechos adquiridos quedarán excluidas de las tarifas de impacto.